Catalina de Médici y su sala de venenos en Blois

El enorme castillo de Blois ha sido el hogar de muchos miembros notables de la aristocracia francesa, pero ninguno más notorio que el clan Médici.

Catalina de Médici, esposa de un rey francés y madre de tres más, murió en Blois en 1589. Fue la madrastra malvada "original", la última entrometida en los asuntos de sus hijos y, por lo tanto, en cuestiones de Estado. También fue notoria por las muertes misteriosas pero convenientes (a su modo de ver) de sus enemigos con venenos.

Hay que decir que, conociendo la historia de la familia de Catalina de Médici, puede ser más fácil entender su predisposición por usar venenos contra otras personas.

Compartimentos
Habitación "infame" y repleta de compartimentos en el castillo de Blois. Se dice que en esta habitación Catalina de Médici guardaba venenos para acabar con sus enemigos.

Índice
  1. Breve historia de Catalina de Médici
  2. Habitación en el castillo de Blois

Breve historia de Catalina de Médici

Catalina nació en la familia de los Medici florentinos. Su madre murió 28 días después de su nacimiento. Su padre, Lorenzo, era el joven príncipe para quien Maquiavelo escribió sus famosas instrucciones, y también murió pocos días después, muy probablemente por sífilis

Después de ser entregada por varios miembros de la familia, se vio obligada a desfilar por las calles de Florencia en un burro como símbolo de su derrotado legado familiar.

Llevada a Roma por el Papa (su tío), Catalina fue casada a la edad de 14 años con el heredero del trono francés, quien parecía odiarla abiertamente.

Después de un comienzo algo turbulento, Catalina finalmente dio a luz a diez hijos, siete de los cuales vivieron lo suficiente como para meterse en política ellos mismos. Su último embarazo fue de mellizas, aunque una de ellas murió en el parto y la otra un mes y medio después. Otro de sus hijos varones, Luis, murió cuando tenía ocho meses.

Poco después, el reinado de su marido como rey terminó con una lanza en la órbita de los ojos durante una amarga disputa de celos durante la celebración del matrimonio de su hija. Sorprendentemente, una lanza en el ojo (y el cerebro) no le mató de inmediato y vivió diez días más, aunque seguramente agonizando.

Catalina posteriormente se centró en gestionar de alguna manera las carreras políticas de sus hijos, comenzando con el reinado de su hijo de 15 años, Francisco (muerto con 16 años), luego con el enfermizo Carlos de 9 años (muerto con 24) y finalmente con su favorito, Enrique, todo contra un fondo general de caos político, rebeliones sangrientas y masacres religiosas.

Habitación en el castillo de Blois

La infame habitación del castillo de Blois que vemos hoy tiene 237 pequeños compartimentos escondidos en la hermosa carpintería.

Venenos Catalina de Medici

Esta habitación estuvo asociada constantemente con Catalina de Médici y, ciertamente, fue sospechosa de algunos crímenes atroces relacionados con el veneno. Hay versiones que afirman que Catalina se quitaba de delante a todos aquellos que se interponían en su camino o en el de sus hijos y sus carreras políticas.

Durante generaciones, la sala llena de diminutos compartimentos en el famoso castillo de Blois ha sido descrita a los visitantes como el gabinete privado de los horrores de Catalina de Médici, siendo el hogar de su extensa colección de venenos mortales.

Sin embargo, los historiadores creen que era mucho más probable que los compartimentos tuvieran pequeños objetos de arte o documentos confidenciales antes que una colección de venenos, lo que le quitaría bastante misterio al asunto...

Sí que está confirmado que Catalina de Médici ordenó la muerte de varias personas, pero puede que fuese inocente de envenenamiento, específicamente.

El castillo de Blois es también el sitio del elaborado asesinato del duque de Guisa, orquestado por Enrique III (tercer hijo de Catalina). Existe una enorme pintura que representa la escena en una de las habitaciones.






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir